miércoles, 19 de noviembre de 2014

HUMOR K (CUALQUIER SEMEJANZA CON LA REALIDAD PURA COINCIDENCIA)







TU ALEGRÍA ME DUELE Y TU DOLOR ME ALEGRA

Lo perverso: «Tu alegría me duele y tu dolor me alegra»

Amor de verdugo, altamente patológico. La inseguridad y el miedo a perder la pareja a veces toma un extraño giro que raya en lo perverso: «Cuando estás mal, siento que me necesitas, pero si estás feliz, pienso que podrías prescindir de mí porque no te hago falta; por lo tanto, hago todo lo posible para que te sientas mal». La suma de un esquema de inseguridad personal y una manera distorsionada de procesar la información puede producir un esperpento amoroso, del cual no siempre se es consciente.

El que piensa así terminará saboteando cualquier actitud positiva del otro y reforzando lo negativo. Otra forma de manifestar el cortocircuito: «Me siento más tranquilo o tranquila cuando estás mal, porque sé que buscarás apoyo en mí. Tu alegría o tu felicidad me indican que no me necesitas tanto e incluso que podrías prescindir de mí». Conclusión: odio tu alegría y me alegra tu desgracia. Es la triste manifestación de una debilidad que se fortalece en el padecimiento ajeno.

Extracto del libro: 
Manual Para No Morir de Amor 
Walter Riso

lunes, 17 de noviembre de 2014

"EL HUEVO" Alejandro Jodorowsky.

Mientras Mulla Nasrudin está paseando con su hijo, ven un huevo en el suelo. El niño le pregunta:

-Papá, ¿cómo entran los pájaros en el huevo?.
Mulla, sofocado, responde:
-¡Yo que me he estado preguntando toda mi vida cómo salían los pájaros del huevo, vienes tú ahora y me planteas un problema más!

En general uno se pregunta: “¿Cómo voy a salir de mis problemas, de mis limitaciones, de mis angustias?” Tal vez la solución consista en preguntarse cómo se ha entrado en ellos. El maestro dice: “¡Dime de dónde vienes y te diré adónde vas!”.


Análisis que hace Alejandro Jodorowsky del cuento:

¿Cómo me he metido en este problema para poder salir de él?
Un maestro dice a sus discípulos: «¡Imaginad que estáis encerrados en un bloque de piedra de seis toneladas! ¿Cómo haríais para salir de él?»


Muchos alumnos encuentran soluciones increíbles como, por ejemplo, perforándolo, dinamitándolo, proyectándose en un viaje astral hacia el exterior, etcétera. Un «idiota» responde: «Así», y da un paso hacia adelante como para simular que en el fondo el bloque no existe. 

El bloque de piedra es mental, inventado. Para salir de un bloque inventado, se da un paso hacia adelante. La angustia y los fantasmas que llevas contigo no son reales. Son ilusiones. Cuando se alcanza la paz del «idiota», no puede haber  ya bloque.

domingo, 16 de noviembre de 2014