domingo, 25 de enero de 2015

TÚ ERES EL QUE MIRA

Por ejemplo, ves a alguien andar por la carretera. Recuerdas la cara pero no recuerdas su nombre. Si fueses la memoria deberías acordarte también del nombre. Pero dices: «Reconozco esa cara pero no recuerdo el nombre.» 


Entonces, empiezas a buscar en tu memoria, entras en tu memoria, miras por este lado y por aquel otro y, de repente, aparece el nombre y dices: «Sí, ése es el nombre.» 

La memoria es tu registro. Tú eres el que mira en el registro, no eres la memoria misma.

Osho Despierta