sábado, 22 de agosto de 2015

¿AMANTE O NO AMANTE? PREGUNTAS GUÍA

5. PREGUNTAS QUE PUEDEN SERVIRTE DE GUÍA ANTES DE TOMAR LA DECISIÓN

• ¿AMANTE O NO AMANTE? Pregúntate por qué necesitas un amante. La experiencia demuestra que si primero no resuelves lo que tienes con tu pareja, para bien o para mal, nunca tendrás claridad emocional ni sobre tu amante ni sobre tu pareja. La infidelidad es un mal paliativo, no conduce a nada bueno ni resuelve los problemas de fondo.

• ¿HAY ALGÚN RIESGO DE QUE TE QUEDES SIN AMANTE Y SIN PAREJA? Sí lo hay. El riesgo de irte a vivir con tu amigo o amiga prematuramente estriba en que no puedas manejar ni la convivencia ni la separación. Quedarse solo o sola puede ser una buena opción, pero debe ser fruto de una decisión deseada y pensada, y no ser consecuencia de actuaciones impulsivas. Cabeza fría, aunque el corazón esté recalentado.

• ¿CONOCES A TU AMANTE LO SUFICIENTE PARA SABER SI SOIS COMPATIBLES PARA UNA VIDA DE PAREJA? Suma las horas que has estado con él o con ella. Piensa qué situaciones has compartido y si te convencen. Pregúntate si necesitas más tiempo. Si lo único que tienes son hermosas anécdotas de cama, no tienes nada.

Resultado de imagen para amantes

• ¿ES AMOR LO QUE SIENTES O HAS SIDO VÍCTIMA DE UN HURACÁN DE GRADO 10 QUE TE LLEVA Y TE TRAE COMO UN TÍTERE? Antes de echarle sal al postre, antes de bajar del cielo y hacer que las pasiones aterricen a su nivel medio o medio/bajo, repasa las razones por las que sigues con él o ella. Medítalo seriamente, examina los atractivos, las sensaciones, los deseos... y, después, enfría el ímpetu y la relación un poco, trata de comprender qué te llevó a ello y qué te mantiene allí. Intenta ser realista.

• ¿PUEDE CONSTRUIRSE ALGO POSITIVO DONDE SE INFLIGIÓ TANTO DOLOR A OTROS? Algunos  dicen que no, que nada bueno surge de herir a otros, aunque sea en nombre del amor.

El amor no lo justifica todo. Según los que sostienen y defienden este punto de vista, el amor se desvirtúa si necesita del engaño y la mentira para existir. Es sólo para que lo pienses; no sé si tienen razón, pero vale la pena analizarlo.

• ¿ERES CAPAZ DE CONFIAR EN LA FIDELIDAD DEL QUE FUE AMANTE Y AHORA COMPARTE TU VIDA? ¿Eres de los que piensa que si lo hizo una vez, aunque fuera contigo, podría volver a hacerlo? ¿Celos de que el amante o la amante tenga un amante? ¿De que el ex amante (ahora pareja) repita el amor prohibido con otra? Verdaderamente, pasar de cómplice a víctima es una paradoja que agobia y le quita el sueño a más de uno.

Extracto del libro:
Manual Para No Morir de Amor
Walter Riso