viernes, 20 de febrero de 2015

ESTUDIOS DE FERTILIDAD

Imagen 481580 530371583675321 1051638509 n Estudios de fertilidad facebook

CONFERENCIA SOBRE EL ABUSO DEL ALCOHOL

Imagen 424066 274264956034602 536604365 n 550x550 Conferencia sobre el abuso del alcohol facebook

AMA POR ENCIMA DE TODO

A VECES VIVES DE SUEÑOS, AMAS SIN IMPORTARTE NADA, LOGRAS SUBIR LOS PELDAÑOS CON FACILIDAD, PERO TAMBIÉN TE OLVIDAS DE QUIEN FUISTE EN EL PASADO, NUNCA OLVIDES QUE SE SIENTE TENER HAMBRE Y NO TENER UN PEDAZO DE PAN PARA LLEVARTE A LA BOCA, NO TE OLVIDES DE LOS QUE NO PUEDEN SUBIR Y SE QUEDAN ABAJO, SUEÑA PERO PON LOS PIES SOBRE LA TIERRA.


Imagen 66905 357973674317642 1341500236 n 550x482 Ama por encima de todo facebook

lunes, 16 de febrero de 2015

LOCA LOCURA

Al intelecto demasiado recto la oscura locura lo cura.

***

Nuestro inconsciente, al ser visto desde la razón, aparece como un monumental loco.
Solo transitando por el camino de la sana locura se llega a la salud mental.

 ***

 Cada loco persigue con su red para cazar mariposas a la verdad, mientras la belleza lo persigue.

***

 Psico-proverbio: A veces la lógica es una cárcel: mientras el sabio busca el puente, el loco atraviesa el río a nado.


***
Resultado de imagen para LOCA LOCURA

Alejandro Jodorowsky



SI ESTUDIAS UNA CARRERA Y ERES UN TRABAJADOR HONESTO.................

 Cuando yo estaba en el colegio secundario, mi papá me decía:

“Si vos estudiás una carrera, si vos sos trabajador, si sos honesto, si no sos vago, si no estafás a la gente, si sos consecuente, yo no te puedo asegurar que vas a ser rico, pero vas a poder darle de comer a tu familia, vas a tener una casa, vas a tener un auto, vas a poder irte de vacaciones y vas a poder educar a tus hijos y casarlos para que ellos estén bien”.

Cuando mi papá me lo decía, eso era verdad. No era conocimiento académico, era conocimiento de vida, él lo había aprendido así y era cierto. Si hoy le dijera eso a mi hijo, le estaría mintiendo. PORQUE YO NO PUEDO ASEGURARLE QUE SI ESTUDIA UNA CARRERA Y ES UN TRABAJADOR HONESTO, VA A PODER COMER TODOS LOS DÍAS. Y EL LO SABE.

El mundo es incierto para nuestros hijos. No es nuestra culpa, pero es así.
El mundo de hoy es otro, y esto tiene que ver con el conocimiento. El mundo no cambia sólo en lo académico, cambia también en estas cosas.

Y ENTONCES, YO VOY A TENER QUE APRENDER QUE NO PUEDO SEGUIR DICIÉNDOLE ESTAS ESTUPIDECES A MI HIJO, PORQUE SON MENTIRAS. Yo lo se y el también lo sabe.

Tengo que enseñarle mis referencias, que incluyen mis valores y mis habilidades emocionales, pero tengo que tener la suficiente humildad para saber que son reglas que el puede cuestionar.

Mi papá me decía: “¡SI YO TE DIGO QUE ES ASÍ... ES ASÍ!”.
Si yo le digo a mi hijo esto hoy... ¡se atraganta de risa!. Y tiene razón. ¿Por qué va a ser así porque yo digo que es así?

La certeza de mi papá era honesta. Mi incertidumbre también.

Pero atención, no digo que no haya que decirles nada y pensar: "total... que se arreglen”. No.

Tenemos que empezar a tomar conciencia de esta situación para centrarnos mas en transmitir lo mismo que transmitimos con mas énfasis todavía en los valores y en las cosas que creemos, pero sabiendo que ellos van a tener que adaptarlas a su propio mundo, traducirlas a sus propios códigos. No van a poder tomarlas tal cual se las decimos.

Cada vez que hablo de este tema en una charla, alguien salta y dice:
“NO, PORQUE MI GENERACIÓN FUE LA MAS JODIDA...”.

Todas las generaciones creen que son la bisagra, la que mas sufrió... No hay una sola generación que no me haya dicho esto.

Claro, ¡como no van a saltar!. Saltan porque yo les estoy diciendo: Todos sus esfuerzos son inútiles. ¿Por qué no se dejan de molestar a los pobres chicos?.

Voy a darnos un mensaje para nosotros mismos:
Nuestra generación de padres no es la peor, la peor es la de mis viejos. ¿Por qué?. Porque la generación que hoy tiene entre 70 y 80 años es la que sufrió el odioso cambio de jerarquías.

Cuando mi viejo era chico y se cocinaba pollo, que era todo un acontecimiento, mi abuela lo servía y mi abuelo, que le gustaba la pata, agarraba las dos patas de pollo, se las servía para el y dejaba el resto para que los hijos agarraran. Y a nadie se le ocurría cuestionar el derecho de mi abuelo. Era un derecho del padre de familia servirse primero.

 

Cuando mi viejo tuvo a sus hijos. ¡Le cambiaron las reglas! ¿Es casi una maldad!.
Lo que le pasó a la generación de mi viejo no tiene nada que ver con lo que nos pasó a nosotros.
Nuestra generación ha sido privilegiada. Y la de nuestros hijos también.
Nosotros pasamos por tener el lugar de elegir. ¡Nuestros viejos nunca!.

Mi abuelo, que no era el privilegiado cuando era chico, si lo fue de grande. Es decir, en algún momento ligó. Y nosotros también. ¡Los viejos que nacieron en el primer cuarto de siglo, no!. Esos no ligaron nunca.

LA COMPASIÓN.

Si mientras escuchas mantienes viva tu compasión, la ira y la irritación no podrán surgir en ti. De lo contrario, lo que esa persona te cuente te producirá irritación, ira y sufrimiento. Sólo la compasión puede protegerte de irritarte, enojarte o llenarte de desesperación.

Mientras escuchas, deseas actuar como un Gran Ser porque sabes que la otra persona está sufriendo mucho y necesita que te acerques a ella y la rescates.

Pero para hacer este trabajo debes estar bien equipado.

Cuando los bomberos van a apagar un fuego, deben llevar el equipo adecuado.

Han de tener escaleras, agua y el tipo de ropa que les proteja del fuego. Y además han de conocer muchas formas de protegerse y de apagar el fuego. Cuando escuchas profundamente a alguien que sufre, entras en una zona incendiada.
En la persona que estás escuchando hay el fuego del sufrimiento, está ardiendo en la ira, y si no vas bien equipado, no podrás ayudarla y podrías ser víctima del fuego que hay en ella. Por eso necesitas un buen equipo.

 

En este caso tu equipo es la compasión, que alimentas y mantienes viva con la práctica de la respiración consciente. Esta práctica genera la energía de ser consciente. La respiración consciente mantiene vivo tu deseo básico, el deseo de ayudar a que la otra persona diga lo que piensa. Cuando hable, puede que sus palabras estén llenas de amargura, de repulsa y de juicios, y esas palabras podrían avivar el sufrimiento que hay en ti. Pero si mantienes viva la compasión mediante la práctica de la respiración consciente, estarás protegido, podrás seguir sentado y escucharla durante una hora sin sufrir. Tu compasión te alimentará, al saber que estás ayudando a la otra persona a sufrir menos. Desempeña el papel de un Bodhisatva y serás la mejor clase de terapeuta que exista.

La compasión nace de la felicidad y también de la comprensión. Cuando la compasión y la comprensión se mantienen vivas, estás a salvo. Lo que la otra persona diga no te hará sufrir y podrás escucharla profundamente, de verdad.

Cuando no tienes la capacidad de escuchar con compasión, no puedes pretender que la estás escuchando, porque la otra persona sabrá que aunque estés lleno de ideas sobre el sufrimiento, no la comprendes de verdad. Pero cuando la comprendes, eres capaz de escuchar con compasión y profundidad, y la calidad de esta escucha es fruto de tu práctica.

LA IRA (El dominio del fuego interior)
Thich Nhat Hanh