jueves, 22 de septiembre de 2016

CUIDARNOS A NOSOTROS MISMOS

Cuando somos pequeños, tenemos por lo general unos padres que (como pueden) nos dan una serie de cuidados y nos mantienen. Llega un momento en nuestras vidas, sin embargo, que nos corresponde a nosotros dar ese paso y buscar nuestra manutención, es decir, emanciparnos.
Resultado de imagen para CUIDARNOS A NOSOTROS MISMOS
Sin embargo, deseo hacer la siguiente aclaración: así como la mayoría de la gente tiene claro que tiene que valerse económicamente por sí misma a partir de un determinado momento, muy diferente suele ser la cuestión en lo referente a las emociones y los afectos. Inconscientemente, solemos repetir los patrones que hemos heredado de nuestros progenitores y eso no siempre es bueno o adecuado ni para nosotros ni tampoco para el momento social correspondiente.
En una sociedad tan cambiante, sucede que a lo largo de la vida podemos tener varios empleos, varias parejas y, sobre todo, actitudes y valores que nuestros progenitores no entiendan fácilmente. Esto significa que tenemos que buscar en nosotros mismos, a partir de un determinado momento, lo que es bueno para nosotros en cada uno de los ámbitos que describo. De la misma manera, también tenemos que buscar nuestro propio camino a la hora de gestionar emociones y ver qué hábitos saludables pueden ser positivos para nosotros.

¿Por qué una persona repite en sus relaciones de pareja roles familiares o busca exactamente lo contrario? Bien, porque, de una forma u otra, esa historia familiar suya le está determinando su vida actual, y puede que ello le funcione pero también cabe la posibilidad de que no. ¿Por qué el hijo de un alcohólico se da a la bebida o bien es un abstemio radical? Justamente por la misma razón. La conclusión a la que quiero llegar, en definitiva, es que NOSOTROS TENEMOS QUE ESCRIBIR EL GUION DE NUESTRAS PROPIAS VIDAS Y, POR LO TANTO, SER RESPONSABLES DE GENERAR VÍNCULOS A PARTIR DE LO QUE QUEREMOS AQUÍ Y AHORA A PARTIR DE TODO NUESTRO BAGAJE EMOCIONAL, Y NO SOLO POR NUESTRA NIÑEZ.